Con transfobia no habrá nueva sociedad

Partido del Trabajo Democrático
27 de Diciembre de 2015

El suicido de Alan, uno de los primeros menores a los que un juez, en Catalunya, permitió cambiar su nombre en el DNI y en el resto de documentos oficiales, ha conmocionado al campo progresista y democrático. El detonante de este fenómeno ha sido la presión sufrida en su entorno social (sobre todo el escolar), que ha precipitado el suicidio del joven.

Para lograr el desarrollo pleno, libre y en igualdad de la comunidad transexual no es suficiente con un marco legal que reconozca formalmente sus derechos, necesitamos de una política consecuente que haga efectiva esta igualdad. Para ello proponemos la prohibición de propaganda y publicidad con contenidos que alienten a la transfobia, así como una normativa legal severa que castigue el acoso y discriminación por cualquier motivo de opción sexual en los diferentes ámbitos. Sin embargo no es suficiente con una política sancionadora, sino que es necesario una profunda labor educativa donde, desde edades tempranas, se muestre a los alumnos adecuadamente la amplia variedad de relaciones sociales y sexuales que es posible articular, normalizando las mismas y fundamentando los principios de igualdad y libertad para conformar núcleos de relaciones entre personas. Esto además tiene que venir acompañado de la gratuidad absoluta por parte de la Seguridad Social de todas las operaciones de cambio de sexo.

Desde el Partido del Trabajo Democrático nos solidarizamos con la familia de Alan y condenamos toda forma de acoso que impide a los transexuales desarrollar una vida normal como personas en su entorno más inmediato. Hacemos un llamamiento a la comunidad transexual, a sus familiares y a los simpatizantes de esta causa a aunar su lucha por los derechos de este colectivo a las demás luchas contra cualquier tipo de discriminación por razón de género, sexo, raza o clase social, aunando los esfuerzos en la construcción de un nuevo modelo de sociedad igualitario y justo, el de la República Democrática y el socialismo.