La policía nacional intenta boicotear la Huelga Educativa en el Campus de Somosaguas

Partido del Trabajo Democrático
Viernes, 17 Octubre, 2014

Ha vuelto a suceder. Mientras los estudiantes de Somosaguas se organizaban para defender su derecho a la educación secundando los tres días de Huelga Educativa, han vivido, en la mañana del martes 22 de Octubre, un nuevo episodio represivo.

 Al menos, tres furgones de la Policía Nacional han recorrido las instalaciones del Campus deteniendo a cuatro personas y reteniendo a otras tantas que desarrollaban un piquete informativo completamente legal y legítimo.Mientras tanto otros siete furgones esperaban fuera del recinto.

El mismo decanato de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología actuó de mediador que permitió que esas cuatro personas fueran identificadas. Por su lado el rectorado de la Universidad Complutense ha condenado la intervención policial y ha señalado que la misma se ha hecho a espalda de su conocimiento. Este hecho supone además una violación de la autonomía universitaria.

Tras momentos de tensión e incertidumbre finalmente se prosiguió con la huelga realizando pasaclases informativos en las diferentes facultades.

Desde el Partido del Trabajo Democrático y Unión Proletaria queremos denunciar la flagrante vulneración de los derechos democráticos que supone la presencia de la policía en la universidad reprimiendo a los estudiantes consecuentes que luchan por lo que creen justo. No podemos tolerar que, cada vez que haya una jornada de huelga, la policía campe a sus anchas y se dedique a amedrentar y a detener a nuestras compañeras y compañeros. La policía nacional ya entró al menos en tres ocasiones anteriores al Campus de Somosaguas, siendo la más grave la de abril en 2013 cuando 11 activistas estudiantiles fueron detenidos cuando el decanato de Ciencias Políticas y Sociología solicitó la intervención policial.

Estos hechos no van a callar al movimiento en defensa de la educación pública. Para las compañeras y compañeros la huelga no ha hecho más que empezar. Estamos convencidos de que en los dos días que aún tienen por delante continuarán dando la batalla en defensa del derecho a la educación para todas y todos.