Sin la mujer obrera, no habrá victoria para nuestra clase

Partido del Trabajo Democrático
8 de Marzo de 2016

Ayer en el Auditorio "Marcelino Camacho", Comisiones Obreras ha realizado un acto de gran relevancia en vísperas del 8 de marzo para reconocer la labor en favor de la igualdad entre hombres y mujeres, en el cual las pensionistas del sindicato, la Plataforma de mujeres en la diversidad y las "espartanas" de Coca-Cola han sido las protagonistas.

La sala "13 Rosas" estaba "llena hasta la bandera" en un acto que ha tenido lugar entre las 10  y las 13 horas. Todas las mujeres que en el día de hoy han sido reconocidas por su trabajo han intervenido mostrando su compromiso con la lucha contra la desigualdad entre mujeres y hombres pero también contra la explotación, los recortes y la pérdida de derechos que venimos padeciendo la clase obrera y los sectores populares especialmente durante la última década.

 

Hoy se ha celebrado el aumento de mujeres en las filas sindicales y también en los órganos directivos, lo vital de su organización si tenemos en cuenta que son más de la mitad de la población activa y la necesidad de luchar junto a los compañeros trabajadores contra la degradación de las condiciones laborales y de vida. De especial interés ha resultado la intervención de las trabajadoras de CocaCola, quienes siguen experimentando una difícilisima situación por culpa de las perversas acciones de esta multinacional que condena al paro a sus trabajadoras/es y atenta contra el desarrollo industrial en la Comunidad de Madrid. Nos han narrado, una vez más, las vicisitudes que han atravesado durante estos más de 2 años de lucha por sus puestos de trabajo y por los derechos de la clase obrera y nos han contagiado con su determinación y la capacidad para organizarse junto a sus compañeros, maridos, hermanos, hijos, etc, para defender el pan de tod@s ell@s. Nos han dejado la gran frase "si una mujer avanza, ningún hombre retrocede" a la que le ha proseguido un estruendoso aplauso.

 

Las y los comunistas del Partido del Trabajo Democrático hemos asistido a este importante evento para mostrar nuestra máxima solidaridad con tod@s l@s que luchan, repartir octavillas sobre la cuestión de la mujer y así seguir aportando nuestro esfuerzo para seguir evidenciando que la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres está ligada a la lucha de clases que se libra entre propietari@s y obrer@s, reivindicando que la unidad entre las mujeres y los hombres de la clase obrera en torno a la causa común de su liberación del trabajo asalariado será un elemento fundamental para acabar con el capitalismo y construir una nueva sociedad socialista.

 

¡SIN LA MUJER OBRERA, NO HABRÁ VICTORIA PARA NUESTRA CLASE!

 

¡VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA!

 

¡VIVA EL 8 DE MARZO