Sobre el desalojo de La Traba

Partido del Trabajo Democrático
Martes, 26 Agosto, 2014

Una vez más el estado se encarga de actuar defendiendo los intereses de los poderosos. En este caso ejecutando el desalojo y derribo de unos de los centros sociales okupados más importantes de Madrid. Espacio amplio de encuentro de los vecinos del barrio, algo reconocido por los mismos como se ha visto en las sucesivas concentraciones de apoyo al centro en los días que se anunciaba el posible desalojo. Por eso actuaron como actuaron, sin comunicación previa para evitar las muestras de solidaridad al centro y de rechazo a una decisión que el barrio no comparte. ¿Como iban a compartirla? Eliminan La traba para la construcción de bloques de viviendas de lujo. Pero no solo eso. Lo cual ya nos muestra a las claras como no se actúa para cubrir las necesidades del barrio. Si no porque La traba era un espacio de autorganización popular. Un espacio que abría sus puertas de manera que fuera una herramienta para que los vecinos dieran respuesta a algunas de sus necesidades tomando ellos las decisiones y sacando el trabajo adelante. Ese tipo de experiencias son para el sistema doblemente dañinas, por un lado porque choca frontalmente con sus intereses económicos y por otro porque posibilita que la participación democrática popular vaya calando y ampliándose cuestionando directamente el modelo actual en el que se toman decisiones sin contar con la mayoría.

Por todo esto, la defensa del centro social ocupado La traba así como los proyectos que decida sacar adelante la asamblea deben contar con el apoyo de todos y todas.

Si la mayoría decidiera, La traba se hubiera quedado. Con estos ejemplos se reafirma la necesidad de romper con este sistema que defiende los intereses de una minoría y sigamos trabajando por construir poder popular.