Solidaridad con los trabajadores de la EMT

Partido del Trabajo Democrático Madrid
24 de Noviembre de 2015

Una vez más el PP de Madrid agrede a la Empresa Municipal de Transporte. Esta empresa con 8.500 trabajadores es la encargada del transporte de viajeros en autobuses urbanos del municipio de Madrid, el servicio publicitario de los mismos y el control de estacionamientos en la ciudad: sus servicios permiten que nuestra gigantesca capital pueda funcionar correctamente. A pesar de ello, desde 2010, los diferentes gobiernos del PP, tanto en el  Ayuntamiento de Madrid como en la Comunidad Autónoma, han estado hostigando a esta empresa siguiendo su modus operandi habitual, creado para privatizar sectores públicos: devaluar el servicio, convencer al ciudadano de que no funciona y a continuación ponerlo en manos de alguna empresa amiga.

Pero para desgracia del PP, los trabajadores de la EMT entienden la necesidad de responder a estos ataques. A pesar de que estos años han tenido que sufrir recortes como la desaparición de los Búho Metros, el cierre de líneas, la reducción de horarios en festivos, y otros tantos movimientos que han supuesto una pérdida de ingresos de 57.000.000 de euros, los trabajadores han conseguido mantener la plantilla intacta y defender un servicio de calidad que, a pesar de las intenciones del PP, sigue siendo ejemplar. En su camino hacia la privatización, el gobierno liberal de Madrid no había contado con que se encontraría en frente a una fuerza capaz de frenarles: los trabajadores de la EMT. Gracias a la unidad de todo el comité de empresa y a la disposición a la lucha, los trabajadores saben que plantando cara será difícil vencerles, y están preparados para ganarle el pulso a quien haga falta.

El ayuntamiento, gobernado por Ahora Madrid, ha estimado una inversión de 46.000.000 de euros como necesidad para paliar las deudas y  establecer un servicio óptimo, aumentando como mínimo un 1% el salario según lo establecido por el gobierno central, incorporando 100 autobuses - ya que a los anteriores por directrices del PP han aguantado 15 años quedando obsoletos - y en general estableciendo mejoras de servicio.  En respuesta a esto, el encargado de establecer los presupuestos, el Consorcio Regional de Transporte de Madrid dirigido por la Comunidad de Madrid, ha decidido aumentarles el presupuesto… en un 0%.  Obviamente esto es una triple agresión, una contra el Ayuntamiento de Ahora Madrid, a quien se le deja fuera de los presupuestos de manera que les impide cumplir con su programa; otra contra la empresa en sí misma, que - permitannos la expresión - lleva siendo un grano en el culo del PP desde hace tiempo, y finalmente contra la clase trabajadora, pues somos nosotros principalmente los usuarios de este medio de transporte, que junto al metro, nos permite desplazarnos por una ciudad donde tener un coche es un verdadero lujo.

Los compañeros de la EMT no van a permitir que esta agresión quede sin respuesta, y desde el Partido del Trabajo Democrático apoyamos su lucha. Por ahora han convocado unas jornadas de lucha que si no hacen replantearse la situación a la Comunidad de Madrid, posiblemente acaben en huelga.

La lucha de estos trabajadores es justa: con sus acciones no solo defienden sus derechos sino los de todos los que habitamos, trabajamos o nos movemos por la ciudad de Madrid, además de ser un ejemplo para la clase obrera, entendiendo  que la unidad de la plantilla es esencial para defender sus intereses como clase. Estos trabajadores entienden cómo beneficia su empresa a la sociedad y que es su deber mantener el servicio de manera óptima, es decir saben todo lo que es necesario para gestionar la empresa siendo conscientes de que es servicio público para el interés del pueblo.

¿Es descabellado, por tanto, pensar que esta empresa pudiera funcionar bajo un control obrero? La respuesta es no. Si los presupuestos de estas empresas fueran definidos por la clase obrera en lugar de un gobierno oligárquico, defensor de las empresas y  los bancos, posiblemente tendríamos un transporte público barato, ecológico y eficaz. Frente a la gestión capitalista, mercantilista y traicionera que sufre hoy la EMT, el control obrero de la misma ofrecería un nuevo entorno tanto para sus trabajadores como para los usuarios, basado en la calidad y la accesibilidad del servicio.

Os invitamos a todos a participar y apoyar sus movilizaciones, porque unas buenas condiciones para trabajar necesariamente suponen un mejor servicio. Porque las empresas públicas, si son gestionadas por obreros y protegidas de los intereses con la oligarquía, funcionan perfectamente. Porque los trabajadores debemos estar unidos exigiendo una democracia económica y productiva, debemos poder decidir en sectores tan determinantes como el transporte. No podemos permitir que banqueros y empresarios, acompañados de sus corruptos políticos, tomen decisiones en nuestra contra. 

Esperamos veros en las movilizaciones:

 

26 de noviembre

- 11.00 - Concentración en el CRTM, calle Santa Engracia

- 11:30 - Manifestación CRTM - Génova 13

- 13:00 - Concentración frente a la sede del PP

 

3 de diciembre

- 18:00 - Concentración frente a la sede del PP

 

10 de diciembre

- 18:00 - Concentración en la Puerta del Sol